Pimientos verdes rellenos

Hoy os traigo una receta de pimientos verdes rellenos, todo tiene un porqué y os lo cuento.

¿Sabéis que un 20% de la carne de vaca, un 35% del pescado y un 45% de las frutas que se produce al año se pierde? Yo me pregunto… si en el mundo en que vivimos ¿puede ser posible?… Dándole vueltas a este tema, he pensado que sería buena idea publicar también recetas en las que podamos aprovechar la comida que nos sobra. Más comer y menos tirar…

Por eso hoy toca una receta en la que aprovecharemos sobras y les daremos una segunda vida. 

¿Que no sabéis que hacer con ese atún con tomate que os ha sobrado? ¿Qué no sabéis que hacer con ese Marmitako, que habéis guardado en tupper pero que nadie se lo va a comer?

Hoy toca un poco de aprovechamiento… sobre todo para darle una segunda vida a esas sobras.

Pues como siempre os traigo una solución ¡fácil, rápida y sencilla! En mis tiempos (los que tenéis mi edad seguro me entendéis), todo lo que no te comías iba para merendar, y si no lo merendabas pues lo cenabas… y así… hoy por desgracia sabemos todos donde acaba.

¡Que si! vamos con la receta de pimientos verdes rellenos de atún.

Compras unos pimientos verdes grandes, y les quitas el rabo con algo de tapa. Los metes en el horno unos 15 minutos a 175º siempre aproximadamente… (cada cual conoce a su horno).

Los dejas enfriar, y rellenas con tu sobra… yo propongo marmitako o atún con tomate, pero hay muchas posibilidades.

Vuelves a meter en el horno unos 8 minutos más para que se caliente el relleno del pimiento.

Si quieres para hacer la salsa, puedes sofreír cebolla con pimiento verde, y cuando esté pochado, lo pasa por la batidora, y echar la salsa por los pimientos verdes rellenos.

Esta receta me encanta, ya que es fácil, muy muy rápida, y sobre todo aprovechamos esas sobras. Como sabéis si tenéis cualquier duda elaborando este plato, no dudéis en contactarme. ¡Que aproveche!